MONTE DEVA

Centro de Interpretación de la Naturaleza del Monte Deva, Gijón, Asturias

MANUALIDADES 3Rs

Arboles de papel

Horno solar.

¿Sabes lo que es un horno solar?

Una de las fuentes de energía más valiosas y limpias es el sol, que nos aporta calor y fotones, de donde obtenemos energía calorífica y fotovoltaica respectivamente. Con esta manualidad vamos a utilizar la energía calorífica del sol, pero con fines gastronómicos.

Fabricaremos un horno que funcione con el calor del sol de una manera muy sencilla. Con este método podrás cocinar tus propios alimentos sin gastar energía.

Necesitarás:

– Tijeras.

– Varillas de plástico.

– Papel de periódico.

– Dos cajas de cartón, una un poco más pequeña que la otra pero con la misma forma.

– Láminas de cartón, puedes obtenerlas de otra caja o de la misma tapa de tu primera caja

– Celo

– Papel de aluminio.

– Cartulina negra.

 

1. Coloca la caja de cartón más pequeña dentro de la más grande. Asegúrate de que en los lados haya un espacio de al menos 2,5 cm y llénalo con pedazos de papel de periódico arrugado, que funcionará como aislante.

paso 1

2. Forra el interior de la caja pequeña con cartulina negra para que absorba todo el calor posible. Luego corta las solapas de la tapa (si es que la caja tenía) o si no crea paneles de láminas de cartón a partir de otra caja, pero que tengan la misma forma trapezoidal. Es decir, tienen que tener forma de cuadrado ensanchado por uno de los lados. Debes colocar estos elementos en las paredes de la caja. Por ello, el ancho de cada extremo de cada panel de cartón trapezoidal debe ser igual al ancho del lado de la caja en el que lo vas a colocar (la caja grande). En cambio, el ancho del lado ensanchado debe ser mucho mayor al del extremo que cuadre con el lado de la caja. Te quedará algo así:

2 paso

3. Cubre cada pieza de cartón con un material reflector como papel de aluminio. Asegúrate de que permanezca firme y corrige cualquier arruga o pliegue. Coloca cada panel reflector en la parte superior en cada lado de la caja. Puedes pegarlos, graparlos… según veas necesario, permitiendo que puedan moverse por el momento.
paso 3
4. Mantén cada reflector en un ángulo de 45º aproximadamente. La forma más segura y fácil de hacerlo es uniendo los reflectores en las esquinas superiores ensanchadas (por ejemplo, perforando las esquinas y atándolas con hilo o nylon). También puedes colocar varillas en el suelo debajo de los reflectores.

paso 4
5. Coloca tu horno al sol y llena la caja con lo que quieras cocinar. Es mejor y más rápido hacerlo en frascos o fuentes que soporten bien el calor. ¡Ya puedes cocinar!

paso 6

 


Suavicesto con sabor a yogur.

Un suavicesto consiste en un recipiente con una cuerda que sale de él a la que va atada una pelota o bola. El juego va de encestar la bola en el recipiente. Pues bien, nosotros lo haremos sencillamente con un vasito de yogur y papel de aluminio.

Necesitarás:

– Vasito de yogur lavado.

– Papel de aluminio.

– Trozo de cuerda no muy gruesa.

– Algo para perforar el yogur, como un punzón o un destornillador.

– Celo.

Lo primero será perforar el yogur a nivel del plástico horizontal blanco que sobresale, para después atarle la cuerda.

Luego haz una pelota de papel de aluminio e intenta que la cuerda quede atrapada en el medio de la bola. Plastifícala con celo para que no se escape la cuerda al tirar de ella cuando estés jugando.

Ata la cuerda al agujero del vasito y… ¡ya tienes tu suavicesto!

También puedes decorar el vasito de yogur a tu gusto. Mira esta foto:

Suavicesto


Tortugas flotantes.

Para esta manualidad, que sirve como juguete para la bañera o piscina, necesitaremos:

– Tijeras.

– Gomaeva.

– Una botella.

– Rotuladores permanentes.

– Lazos, lana, cuerda…algo filamentoso

– Botones.

Primero coge la botella (si quieres hacer más de una tortuga necesitarás más de una botellla), y corta la parte del fondo (el culo de la botella).

Luego haz un molde de gomaeva para simular el cuerpo de la tortuga, y recórtalo.

Pega la botella (del revés, como en la foto) a la gomaeva.

Después pega un botón en la parte más alta del culo de la botella, y a partir de él saldrán los trozos de cuerda o lazos que imitarán los ejes del caparazón de la tortuga.

Por último, pinta con un rotulador permanente la cara de la tortuga y las patas.

Si te fijas en la imagen lo entenderás mejor:

Tortugas flotantes

 


Reciclaje veraniego.

Seguro que alguna de las veces que has ido a la playa te has encontrado una botella en la arena o flotando en el agua. En este post te doy una idea para que reutilices esa botella, pero de manera que la playa seguirá siendo “su casa”. Convertiremos esa botella en un cubo y una pala para jugar.

Necesitaremos:

– La botella (si no la encontraste en la playa no pasa nada, solo es una idea).

– Tijeras.

– Pinturas.

– Un trozo de cuerda resistente.

Lo primero será cortar la botella por un poco más arriba de la mitad. Con la parte de arriba, haremos la pala, cortándola con las tijeras tal y como vemos en la foto.

Luego, en la parte de abajo de la botella, que será el cubo, haz un agujerito. Anuda la cuerda al agujero y a la zona del tapón de la botella, para que no separes el cubo y la pala y pierdas uno de los dos.

Por último pinta la botella a tu gusto. En este caso si que necesitaremos pinturas acrílicas exclusivamente pues son resistentes (más o menos) al agua y pueden pintar plásticos.

¡Ya puedes ir a la playa!

Cubo y pala

 


Prismáticos reciclados.

Esta manualidad es muy fácil y rápida.

Necesitarás:

– Dos tubos de papel higiénico.

– Un trozo de cuerda.

– Pinturas. Lo mejor es la pintura acrílica pero también te puede quedar bien con rotuladores gordos.

– Algo para perforar el cartón.

– Opcional: papel de regalo viejo o que no uses.

 

Lo primero será hacer los agujeritos por los que después pasaremos la cuerda de los prismáticos.

Lo segundo que harás será colorear los tubos de papel como te apetezca. Puedes añadirle motivos como flores, rayas de colores, puntos…o simplemente colorearlo de un color. Otra opción es que si tienes trozos de papel de regalo viejo o sin usar, lo utilices para forrar los tubos de cartón. Ahora pega los dos tubos paralelamente, uno al lado del otro.

Por último, ata la cuerda en los agujeritos que hiciste al principio. ¡Ya tienes tus prismáticos reciclados!

Te dejamos una foto para que tomes la idea general:Prismaticos


Los coches de carreras más ecológicos.

Para los más peques tenemos una idea que seguro les gustará mucho.

Necesitarás:

– Tubos de papel higiénico.

– Tijeras.

– Pinturas, lo mejor es la pintura acrílica pero te puede servir otra.

– Pegamento.

Lo primero es cortar uno de los tubos de papel higiénico longitudinalmente. Este trozo de cartón lo utilizarás para dibujar y pintar circunferencias que serán las ruedas.

Luego coge otro de los tubos y recórtale un cuadrado en el medio, para hacer la cabina del conductor. Después coloréalo del color que quieras. También puedes pintarlo con motivos típicos de los coches de carreras como números o rayas de otros colores.

Por último pega las ruedas a los lados del coche y listo, ¡ya tienes un bólido de carreras!

Para entenderlo mejor, fíjate en las siguientes imágenes:

Coches de carreras


Macetero de Mr. Potato.

Una idea original y muy sencilla de aprovechar las botellas es la de hacer maceteros con ellas.

Necesitaremos:

– Botellas de plástico transparentes o de color, preferiblemente de refresco ya que suelen ser más resistentes.

– Un clavo o cualquier herramienta que nos permita perforar la botella.

– Tijeras.

– Pegamento.

– Sustrato (tierra).

– Semillas de plantas generalmente herbáceas y de poco crecimiento, aunque luego se pueden transplantar a una maceta mayor o directamente a la tierra.

Primero cortaremos la botella de plástico a la altura que se quiera, y con el clavo o un destornillador perforaremos la base de la botella (con 2 o 3 agujeritos es suficiente) para que cuando reguemos, el sustrato pueda drenar con facilidad.

Después podemos pegar el tapón de la botella a modo de nariz, y hacer unos ojos con algún trozo de plástico blanco y otro negro. Ya tenemos la cara de nuestro Mr. Potato.

Por último rellenaremos la botella. Puedes poner un poco de grava en el fondo para que drene mejor. Luego llénala con tierra casi hasta arriba, siembra las semillas, y rellena con un poco más de tierra.

Regaremos un poco para que las semillas se humedezcan y comience el proceso germinativo. Deberás regar durante los días consecutivos dos o tres veces al día. En un par de semanas tendrás tu maceta con una fantástica melena verde.

Si quieres un resumen de como efectuarlo, echa un vistazo a la foto:

Mr potato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s